La Energía Sexual: Un Camino hacia la Evolución Espiritual

La Energía Sexual, esa fuerza interior que sustenta la vida misma, juega un papel crucial en nuestro viaje hacia niveles más elevados de evolución espiritual. Desperdiciar esta energía vital equivale a generar estancamiento en nuestra búsqueda de crecimiento y plenitud como seres humanos.

La Sexualidad como Sendero Sagrado

La sexualidad es un aspecto sagrado en el camino espiritual, y su verdadero poder radica en la práctica adecuada. Esta práctica no solo conduce al despertar de la consciencia, sino también a la perfección de la salud y a una vida plena. Sin embargo, cuando derrochamos esta energía, caemos en el desequilibrio, la enfermedad y el estancamiento en nuestra evolución. Más allá de ser únicamente la intimidad compartida entre dos personas, la sexualidad representa una conexión profunda con nuestro ser interior.

La Importancia de la Preservación Energética

Según las teorías ancestrales, tanto hombres como mujeres pueden disfrutar plenamente de la relación sexual, siempre y cuando los hombres aprendan a conservar su energía vital. De aquí surgieron las prácticas de sexualidad sagrada, que reconocen que el semen es la esencia misma de la vida. Perderlo y derrocharlo acelera el envejecimiento del hombre, socava sus facultades y perturba su equilibrio espiritual.

El secreto no reside en reprimirse, sino en el sabio uso y preservación de esta energía. La moderación y la práctica sexual que respeta la armonía entre los principios femeninos y masculinos durante el acto íntimo, sin desperdiciar la semilla, se convierten en una expresión sublime de la sexualidad.


La Energía Sexual, esa fuerza interior que sustenta la vida misma, juega un papel crucial en nuestro viaje hacia niveles más elevados de evolución espiritual.
La Dualidad del Placer: Hombre y Mujer

La mujer ostenta una supremacía en este ámbito particular. Cuando un hombre comparte su semen con una mujer, gran parte de este permanece en su propio cuerpo, evitando la pérdida de su energía sexual. Estudios han revelado que el semen posee más de 50 sustancias químicas, incluyendo hormonas, neurotransmisores, endorfinas e inmunosupresores, que influyen en el estado de ánimo. Actúa como un antidepresivo natural, aumentando la sensación de felicidad y bienestar en la mujer.


La mujer se erige como la Diosa y el hombre como el Dios en esta danza cósmica de dualidades.


La Danza Cósmica de la Energía

Desde una perspectiva espiritual, la mujer representa el Agua y el hombre el Fuego. En su armoniosa fusión, se reflejan los principios del Yin y el Yang, del Agua y el Fuego, emulando así las fuerzas del Universo. La mujer se erige como la Diosa y el hombre como el Dios en esta danza cósmica de dualidades, y la rueda del equilibrio sigue girando incesantemente.


por FERNANDO FAR

Fernando Far se desempeña como «Life, Sex & Business Coach» asistiendo tanto a las personas como a las organizaciones en sus procesos de cambio y transformación.

Si ya leiste La Energía Sexual: Un Camino hacia la Evolución Espiritual tal vez también te pueda interesar leer alguno de los siguientes artículos:

Masaje Yoni: Un Viaje Íntimo hacia la Plenitud Femenina
Una exploración íntima hacia la plenitud femenina. Sumérgete en un viaje de autoconocimiento y conexión, abriendo las puertas hacia la divinidad y la autorrealización.
La Energía Sexual: Un Camino hacia la Evolución Espiritual
La Energía Sexual, esa fuerza interior que sustenta la vida misma, juega un papel crucial en nuestro viaje hacia niveles más elevados de evolución espiritual.
El Tao y la Mujer: Expandiendo su capacidad creadora
En el sendero del Tao del Amor, lo femenino se despliega en una danza de energías Yin y Yang, nutriendo la esencia creadora de la mujer.
×