TERAPIA DE ABRAZOS

CONOCIENDONOS A TRAVÉS DEL OTRO

QUÉ ES LA TERAPIA DE ABRAZOS

La idea de esta “terapia” es bajar las represiones, los miedos y los bloqueos. Es saber que no estamos solos. Aprender a confiar. Acercarse al otro ser, tomar conciencia de uno mismo y su dimensión a través de una técnica corporal sumamente sencilla pero a la vez muy poderosa. Vencer el miedo a saber quienes somos en este plano.

La técnica puede realizarse con muchas variantes y agregados, en las que el guía puede ir orientando a quien lo realiza con consignas, propuestas y exploraciones que se irán agregando de manera espontánea. La Terapia de Abrazos puede hacerse de a dos o más, incluso con un grupo numeroso. Dependerá de la creatividad del guía y de la “lectura” que él mismo realice del grupo con el que pretende trabajar.

Vale aclarar que es ideal como una actividad previa a los masajes tántricos u otras prácticas que con lleven la expresión corporal y la desnudez.



En esta guía en particular, describiremos una posible secuencia completa de una Terapia de Abrazos en la que la idea es llegar a poder realizarla de a dos y al natural. La técnica se realiza en este caso desnudos.

Para llegar al “estado de desnudez” (tan reprimido o incluso tergiversado en nuestra sociedad), se debe guiar a la persona que va a realizar el proceso, para que no sienta que es ni invadida, ni vulnerada, ni que está viviendo una experiencia incómoda . Se le debe explicar que vivirá una experiencia en la que al principio no notará siquiera que está desnuda y que, finalmente, trabajar al desnudo no supondrá ninguna diferencia real, más que lo que la mente nos puede hacer creer.


Generación de Confianza

Para trabajar en prácticas corporales es necesario generar un vínculo de confianza entre el guía y la practicante. Por ello se realizan procesos previos que sean creadores de ese clima, como el que mencionamos aquí.

Se invita a la persona a estar de espaldas. Vestida. Siempre se pide hacer todo el proceso con los ojos cerrados todo el tiempo. Eso nos dará la seguridad de no ser vulnerados por miradas a las que aún no estamos preparados y nos pueden molestar. También para no distraernos con estímulos visuales del ambiente que harán que disminuya nuestra

captación por medio de los otros sentidos. Se puede ayudar con alguna venda o elemento para cubrir los ojos.

Ambos se ubican a una distancia de aproximadamente 1 metro . El guía solicita que cada uno le quite una prenda al otro por vez, sin darse vuelta y las dejen al costado. Luego de haberse quitado todas las prendas, ambos se sientan siempre de espaldas. Se puede realizar una pequeña meditación guiada.

Luego se invita a la persona a incorporarse. Y a volverse a vestir. Luego de esto se hace que ambos se pongan de frente y se invita a abrir los ojos. Allí se vuelven a encontrar. Todo está como al comienzo. Pero la experiencia generó cambios. Y se invita a “respirar y asentar” esos cambios para poder ver cómo operan en cada uno.


El Proceso de los Abrazos

1


Ambos se ponen de espaldas, haciendo contacto, con los ojos cerrados, invitando a percibir la presencia del otro y nuestra propia presencia a partir de lo que podemos sentir. Se separan una vez más y respiran esas sensaciones.

A continuación se inicia un proceso en el que ahora cada uno le quitará al otro una prenda al azar por vez, sin darse vuelta ni mirar…con lo cual el juego empieza a tener alguna “dificultad”.

La otra persona puede ayudar si se complica con alguna prenda, pero en lo posible debe permanecer en estado de quietud y relajada. Siempre de espaldas y con los ojos cerrados.

2


Una vez que ambos están desnudos, se los invita a juntar espalda con espalda nuevamente y tomar conciencia de las formas. También se realiza el ejercicio de sostener al otro, de aguantarlo. Esto es para dar seguridad y demostrar que podemos confiar en el otro.

Luego se invita a reconocer el cuerpo del otro con las manos, siempre de espaldas, de manera muy sutil.

A partir de allí se comienzan las secuencias de abrazos, donde habrá un/a dador/a total o un/a receptor/a total de abrazos de manera intercalada. Y se realizaran diferentes tipos de abrazos.

3


Ambos pe ponen frente a frente, siempre con los ojos cerrados, y el guía propondrá que uno de los dos solo reciba (receptor total) y el otro solo dé (dador total) los abrazos.

Y nuevamente vuelve al lugar. Luego se hace lo mismo con abrazos desde atrás. Se pueden ir variando los diferentes tipos de abrazo segun la consigna. Todas las variantes que se quieran realizar.

Finalmente se termina con ambos de frente…y ahora sí: Hombre y Mujer SE ABRAZAN de todas las maneras que desean (aquí se genera casi siempre una suerte de danza silenciosa y de gran armonía).

La Terapia de Abrazos permite llegar a un estado de profunda conexión con uno mismo a través de nuestra aceptación. A la vez implica no sólo la generosidad del “dar” sino también la del “recibir”. En esta práctica podemos descubrirnos a través del otro. Podemos leer nuestra esencia a partir del molde. Podemos descubrir nuestra forma a partir de ver cómo encaja en la forma del otro. Nos permite espejarnos en lo corporal y en lo emocional.


El respeto es fundamental porque trabajamos con el otro y con nosotros mismos. Se pueden incorporar diferentes consignas y propuestas creativas en función de lo que

deseamos trabajar o de los estímulos y emociones que deseamos que se pongan de manifiesto durante el proceso.


El Proceso de los Abrazos

La Terapia de Abrazos permite llegar a un estado de profunda conexión con uno mismo a través de nuestra aceptación. A la vez implica no sólo la generosidad del “dar” sino también la del “recibir”. En esta práctica podemos descubrirnos a través del otro. Podemos leer nuestra esencia a partir del molde. Podemos descubrir nuestra forma a partir de ver cómo encaja en la forma del otro. Nos permite espejarnos en lo corporal y en lo emocional.


El respeto es fundamental porque trabajamos con el otro y con nosotros mismos. Se pueden incorporar diferentes consignas y propuestas creativas en función de lo que

deseamos trabajar o de los estímulos y emociones que deseamos que se pongan de manifiesto durante el proceso.


Contactate

Apoya mi proyecto de libertad a través de la expresión corporal y el desnudo.

Invitame un café en cafecito.app

sexcoach@fernandofar.com | +549 221 557 5944

×