MEDITACIÓN AL NATURAL

(al desnudo)

ACEPTAR LO QUE REALMENTE ES

LOS BENEFICIOS DE MEDITAR DESNUDO

Meditar desnudo, es un tipo peculiar de meditación de las muchas existentes, que puede ayudarte a aceptarte y disfrutarte más. Los beneficios de la meditación se han demostrado innumerables veces, y solo por nombrar algunos, podemos decir que disminuye los niveles de estrés, estimula el sistema inmunológico y aumenta la energía, entre otros beneficios.

Lo mismo ocurre con el efecto que tiene en tu ser interior, mejorando tus habilidades sociales y la estabilidad emocional. Este poco difundido tipo de meditación, ha ganado sin embargo popularidad con las personas que quieren sentirse cómodas con ellos mismas.

Esto es la meditación al desnudo o también conocida como la práctica de la meditación al natural. Libre de todo, de ropa y sobre todo de pensamientos que nos atrapen y frenen.

Vale aclarar que es ideal como una actividad previa a los masajes tántricos u otras prácticas que conlleven la expresión corporal y la desnudez.



"Cuando medito en la naturaleza, no la experimento, sino que soy parte de ella misma, mi cuerpo se funde y se conjuga con el entorno, y me disuelvo en la maravilla de la creación, de la vida consciente.


En un bosque, cerca del agua, en la playa o en la orilla de un lago. En la cima de una montaña o sobre la planicie de una roca. En mi propio jardín o en mi sala. Al amanecer, al atardecer, mi cuerpo se siente en paz, en calma, y puedo sentir en mi piel la brisa haciendo que los pensamientos no me distraigan, y siendo mi cuerpo el canal de conexión con lo superior."

Fernando - Sex Coach



Para trabajar en prácticas corporales es necesario generar un vínculo de confianza entre el guía y la practicante. Por ello se realizan procesos previos que sean creadores de ese clima, como el que mencionamos aquí.

Mediante la práctica de la meditación desnudo, soy capaz de desconectar mi cuerpo físico de su naturaleza sexual, y aceptar lo que realmente soy.

Cuando medito en la naturaleza, no la experimento, sino que soy parte de ella misma, mi cuerpo se funde y se conjuga con el entorno, y me disuelvo en la maravilla de la creación, de la vida consciente.





Al meditar sin la ropa puesta, puedes volverte a sentir tal como eras la vez que viniste a este mundo. Tu propia desnudez es lo que realmente es importante, y lo que se podría llamar “tu estado natural”. Y nos desprendemos de las concepciones que dicen que estar desnudo es algo de lo que deberíamos avergonzarnos, y peor aún, que debemos ocultar nuestras imperfecciones.


Solo o en grupo, se logra esta maravillosa conexión.

Derribando mitos, miedos, prejuicios y estructuras que no contribuyen a flexibilizar la unión del cuerpo, la mente y el alma.


Prueba este increíble tipo de meditación, si sientes que eres juzgado. Cierra los ojos y medita recordando que no hay nada de qué avergonzarse.


¿No hay lugares cerca de ti para practicar? Tal vez no los hayas buscado, pero la quietud de tu jardín, un parque en días de semana que no es visitado por personas que pueden distraerte, o algún lugar secreto donde reunirte con otras personas conscientes en la práctica. Los lugares aparecerán para ti sin duda.


Conviértete en uno con el resto del universo que es el verdadero sentido de nuestra existencia.



Contactate

sexcoach@fernandofar.com | +549 221 557 5944

×